4 pasos efectivos para administrar bien el dinero que tus hijos deben saber

Imagen de Unsplash

Si eres una persona de negocios o no eres buen administrador de dinero es vital que brindes herramientas y consejos financieros claves a tus hijos para que tengan un futuro estable económicamente y no cometan tus mismos errores o sigan tu ejemplo dirigiendo empresas sólidas.

Enseñar los niños aspectos de finanzas personales a partir de los 7 años de edad será un juego divertido que lo transformará en un hombre o mujer visionario respecto al manejo del dinero.

Si tienes hijos de esa edad aprovecha que están en pleno desarrollo de la conciencia para hablarles de lo que es importante al momento de formar hábitos de ahorro porque impactará positivamente en sus finanzas personales.

Aquí te mostramos 4 pasos fundamentales para lograrlo:

1 – Usa el juego para explicarles de dónde viene el dinero

No intentes darle una cátedra de economía a tus hijos, de acuerdo con una nota del diario ElFinanciero, lo recomendable es comenzar explicándoles de dónde viene el dinero.

Esto les ayudará a visualizar desde sus perspectivas el trabajo que hacen papá y mamá para ingresar dinero al hogar y así entenderán más rápido que los recursos financieros son agotables.

Si eres empleado, puedes jugar con ellos imaginando que tienen un empleo por el que recibirán un sueldo, siempre y cuando cumplan las tareas asignadas.

Mientras más serio se ponga el juego, ellos comprenderán que de adulto saldrán todos los días de casa para obtener el dinero con el que adquirirán comida, ropa, cosas materiales, juguetes y diversión.

Ahora, si eres dueño de negocio, una manera eficaz de enseñarle el origen de capital es jugando monopolio. Si no tienes el juego en casa, imagina con ellos que tienen una empresa, puede ser una finca, un concesionario de vehículos, o un restaurante.

Explícales de forma didáctica cómo comprar un local y cómo pueden beneficiarse del banco para invertir y hacer crecer sus finanzas.

 2 – Enséñales cómo organizas el dinero en casa

Simula con tus pequeños la elaboración de un presupuesto familiar, bien sea semanal, quincenal o mensual, pero que sea de una forma fácil y didáctica.

Comienza por los gastos comunes y descríbeles aspectos importantes sobre planificación económica, destacando lo importante que es apegarse al plan para gastar.

Para hacerlo dinámico puedes elaborar un tablero con cartulina o sobre alguna pizarra, en el que armen su presupuesto personal sobre la base del dinero que reciben (mesada), incluyendo el dinero para la escuela.

De este modo, sabrán que gastar en golosinas no es recomendable si quieren ser buenos administradores en el futuro.

3 – Incentiva hablándoles de metas y ahorro

Luego que ya se han familiarizado con el origen del dinero y cómo organizar presupuesto, toca enseñarles sobre ahorro y metas financieras, explicándoles que estos temas están estrechamente ligados entre sí.

Si ya saben que es una meta, haz que coloquen como ejemplo una que quieran alcanzar a corto plazo. Puede ser tener un nuevo juguete o comprar sus dulces favoritos.

Una vez definida la meta, dibuja este objetivo y colócalo en un sitio donde ellos lo vean diariamente. Esto hará que guarden parte de “su domingo” para cumplir ese objetivo.

Así aprenderán lo importante que es no gastar de más hasta cumplir la meta que se propongan.

Aumenta su motivación contándoles tu historia acerca de las metas financieras que tienes y cómo te apalancas en el ahorro para cumplirlas en el plazo fijado.

Enfócate en hablarles del ahorro del 10% de los ingresos que obtengan, así les estarás enseñando dos lecciones: la importancia de tener finanzas sanas y cómo ser prevenido con el dinero en el futuro.

4 – Fomenta la lectura de libros sobre hábitos financieros

Promuéveles libros y materiales didácticos que le serán de utilidad. Por ejemplo, videojuegos como Roller Coaster Tycoon o Virtonomics ayudarán a tus hijos a entender desde mundo el manejo efectivo del dinero.

Con Virtonomics aprenden a “comprar y vender productos, hacer campañas de marketing y promoción, contratar personal. Es decir, funciona como una simulación de lo que es ser un emprendedor temprano”, destaca el sitio web entrepreneur.com

Otras opciones dinámicas es llevarlos a museos de economía o a la biblioteca de tu universidad, si tienen gustos por los libros. También ver programas de televisión sobre inversionistas hará que su aprendizaje sobre las finanzas sea divertido en el hogar.

Lo más importante es que estos pasos los ayuden a evitar deudas a lo largo de sus vidas y que no tengan una mala administración económica.

Si tus hijos entienden tu didáctica para conseguir dinero y ahorrar, seguro que no tendrán problemas en saber invertir sus mesadas.

Debes lograr que entiendan que si siguen estos pasos igual disfrutarán de una vida entretenida; de este modo, sembrarás buenos hábitos financieros sin riesgo a que se repriman.

Fuentes: Elfinanciero.com; Enterpreneur.com

Pinea esta imagen en Pinterest!




Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*