7 beneficios físicos y psicológicos de practicar Yoga

Imagen de Unsplash

El Yoga es una disciplina milenaria con miles aplicaciones para el bienestar físico y mental  y una que ha sido recomendada por expertos en todo el mundo para ayudar mejorar la calidad de vida de muchas personas.

Incluso, las personas que se han sumado a su práctica, afirman haber encontrado en el yoga la manera de transformar sus vidas.

Así que sin más que agregar, entremos en materia para conocer los beneficios físicos y psicológicos de practicar Yoga:

Beneficios físicos de practicar Yoga

1. Te ayuda a fortalecer músculos y huesos

Además de fortalecer los músculos, el yoga también evita que se acumulen grandes cantidades de ácido láctico en el cuerpo, lo que es ideal para mantener tu flexibilidad.

Tener una musculatura fuerte a su vez se traduce en mayor protección para los huesos, menos riesgo de lesiones y otras enfermedades que puedan afectar el sistema óseo, como la artritis.

En el caso de los huesos, estudios han confirmado la influencia del yoga sobre el fortalecimiento de los huesos y la disminución de la pérdida de la masa ósea, lo que es esencial si queremos evitar fracturas y otros daños.

Algo que también consigues con el yoga, es mejorar la postura y por ende, mejorar la salud de tu columna vertebral.

2. Disminuye las contracturas y alivia el dolor muscular

Ya te comentamos como el yoga evita la acumulación de ácido láctico y como consecuencia aumenta la flexibilidad, que es lo que te ayudará a mantener tus músculos relajados y libres de los molestos dolores.

Si durante el día pasas muchas horas en una misma posición, es recomendable que practiques yoga para evitar entumecimientos, así como problemas óseos y musculares a largo plazo.

3. Acelera la quema de calorías

Uno de los beneficios más llamativos del yoga es que acelera la quema de calorías.

Según el sitio web Global Yoga Congress: “…más allá de la estética, lo que más nos interesa es que en un estilo de vida saludable es importante mantener un cuerpo libre de sobrepeso. Algunas investigaciones han consensuado que la práctica del Vinyasa Yoga implica un gasto calórico promedio de 7 kcal/min, lo que equivale a quemar unas 507 calorías por hora.”

4. Mejora el sistema inmune

Al practicar yoga, tus niveles de cortisol disminuyen. El cortisol es la hormona relacionada con el estrés que es uno de los primeros causantes de todo tipo de condiciones graves y leves. Al reducir el cortisol, habrá menos exposición a enfermedades e infecciones.

Al respecto el Global Yoga Congress afirma: “Uno de los secretos del yoga documentado en numerosos estudios es que, al combinar posturas dinámicas con la relajación, resulta mucho más eficaz como herramienta para combatir el estrés que cualquier ejercicio de relajación que no vaya acompañado de ninguna otra práctica dinámica. De esta forma, además, se consigue mantener un equilibrio en el sistema nervioso.”

Beneficios psicológicos de practicar Yoga

1. Previene enfermedades degenerativas

Según el blog Psicología y Mente: “Investigadores estadounidenses de la Escuela de Medicina de la Universidad de Harvard y el Hospital General de Massachusetts han demostrado, tras un estudio, que el yoga y la meditación aumentan el tamaño de los telómeros, unas estructuras que se localizan en los extremos de los cromosomas y que se relacionan directamente con el envejecimiento, el desarrollo de ciertas patologías e incluso con una muerte prematura.”

Este estudio también apunta que con solo 15 minutos de yoga al día, podrás conseguir una reeducación bioquímica en el cerebro y las neuronas que te ayudarán a aumentar el tamaño de estos telómeros.

2. Mejora la calidad del sueño

La serotonina es un neurotransmisor que, entre otras cosas, se encarga de aumentar la producción de melatonina: hormona encargada de regular los ciclos del sueño.

Al practicar yoga aumentas los niveles de serotonina y como consecuencia puedes dormir mejor.

3. Aumenta la capacidad de concentración

De acuerdo con Psicología y Mente, la profesora Neha Goethe de la Universidad Estatal Wayne de Detroit realizó un estudio en el que se confirmó que “20 minutos de yoga al día son más beneficiosos a nivel cognitivo que una sesión de actividad física intensa.”

Las personas que practican esta disciplina mejoran la coordinación, capacidad de reacción, resuelven problemas más rápido y se concentran mucho más que aquellos que no lo hacen.

Allí los tienes, algunos de los beneficios físicos y psicológicos que solo el yoga te brinda y lo mejor es que para practicarlo no tienes que dedicarle mucho tiempo, con solo una hora diaria, será suficiente para aprovechar todas sus ventajas.

Fuente: Global Yoga Congress y Psicología y Mente

Pinea esta imagen en Pinterest!




Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*