El miedo a la infidelidad es lo que más atormenta a las parejas

Imagen por: Geralt (Pixabay)

Cuando estamos en una relación de pareja, las emociones vinculadas al amor -como ternura, alegría, pasión- no son las únicas que podemos sentir. También pudiésemos sentir miedos.

El miedo es una las llamadas emociones primarias o básicas del ser humano. Lo experimentamos cunado sentimos que hay un peligro que nos amenaza, sea éste una realidad o una percepción que tenemos. Se siente en diferentes intensidades, desde la desconfianza, aprehensión, ansiedad, angustia, hasta el terror y el pavor paralizante.

Ahora bien, si estamos en una relación que marcha bien, nos sentimos enamorados y esa persona que ha llegado a nuestras vidas nos ama, nos trata bien y nos hace sentir felices, ¿por qué y a qué le tendríamos miedo?

La verdad es que sentir tal o cual miedo responde más a la autoconfianza y a nuestros propios fantasmas.

Estos son algunos de los temores más frecuentes que sienten los miembros de una pareja, aun cuando todo marche bien:

Miedo a los conflictos

Sea porque los conflictos concluyan con la ruptura o porque simplemente nos mortifiquen la vida, este miedo es muy común. Se supone que toda relación humana tendrá desencuentros, pero el temor a no tener la capacidad para mantener la relación en armonía -sobre todo en la primera fase cuando apenas los amantes se están conociendo- genera ansiedad.

Miedo a una infidelidad

La traición amorosa es el temor más arraigado culturalmente por nuestra tradición monogámica. Nadie quiere invertir su tiempo y sus energías en una persona que ama a otra o que se relaciona con otras. Este miedo, además, y según el contexto, puede ir acompañado de otra emoción desagradable en la medida que la relación avanza: los celos.

Miedo al engaño

No tiene que ser una infidelidad, puede referirse a otros aspectos donde podamos ser engañados. Quizás nos mientan sobre su pasado, sobre su familia o simplemente esa persona nos oculta cosas que son importantes ¿una enfermedad?, ¿una deuda?, ¿sus sentimientos?, etc. La falta de honestidad produce grietas en una relación y sentir que pudiese existir la posibilidad real de que nuestra pareja no está siendo lo suficientemente sincera con nosotros, pues genera miedo y desasosiego.

Miedo a perder el control o ser controlado

Sobre todo se presenta cuando alguno de los amantes experimentó otra relación poco sana donde hubo elementos de dependencia emocional o lo contrario, se tiende a ser la persona controladora. Es un miedo de volver al pasado.

Aunque los sentimos, estos temores no son expresados, de hecho, subyacen ahí latentes sin que se los manifestemos ni siquiera a nuestro mejor confidente. Son los fantasmas que nos persiguen.

Fuentes: Enpareja.com, Revistamoi.com.

Pinea esta imagen en Pinterest!




Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*