Las personas que lloran mucho tienen estos rasgos únicos de personalidad según los expertos

Imagen de Unsplash

¿Hace cuánto lloraste por última vez?  ¿Hace un mes? ¿Hace una semana? Tal vez estás secándote los ojos mientras lees esto. Es correcto sentirse vulnerable luego de soltar algunas lágrimas, pero no tienes porqué disculparte. Es más, llorar no es únicamente algo saludable, sino que también es una demostración de fuerza y resistencia. Aquí hay cuatro razones por las que debes sentirte muy bien contigo mismo después de llorar:

Alivia el estrés

Un estudio de 1983 realizado por la Asociación Americana de Psicología mostró que la mayoría de la gente se siente más aliviada luego de soltar algunas lágrimas, causadas por el estrés de las relaciones interpersonales o pensamientos ansiosos. Llorar es  modo excelente para  canalizar y filtrar los pensamientos y eventos que nos causan preocupación o dolor.

Cuando lloramos, liberamos la tensión negativa que se acumula en nuestra vida cotidiana, lo que nos permite sentirnos consolados y recargados para que podamos seguir adelante. Las lágrimas también poseen hormonas que escapan de nuestro cuerpo mejorando nuestro estado de ánimo después de llorar.

Demuestra que no te importa lo que piensan los demás

La sensación de vulnerabilidad y debilidad luego de sollozar suele ser el resultado de la presencia de otras personas. Sientes las grietas de tu voz y como las lágrimas se elevan y la sangre corre hacia tu rostro, pero te esfuerzas para evitar que esto se haga visible hasta que todos se vayan.  La sociedad nos condiciona desde edades tempranas a creer que mostrar emociones negativas frente a otros individuos es algo que se debe evitar cueste lo que cueste. Pero la naturaleza humana demuestra que todos somos criaturas inteligentes y sensibles, y no podemos mantener constantemente la guardia arriba.

Un estudio de 1964 dio como resultado que las personas responden más compasivamente a las personas que están llorando. El estudio examinó la respuesta emocional auto informada de los humanos cuando están en presencia de una persona que llora. Aunque el estudio arrojó que el llanto hizo que la mayoría de las personas sintieran incomodidad, llorar delante de otros demuestra que colocas tus sentimientos por encima de las expectativas sociales.

Llorar te hace un mejor amigo

Se tocó antes el tema de no poder mantener la guardia arriba. Esto no hace más que enviar a la gente un mensaje de que eres fuerte y seguro de tus emociones; muestras a tus amigos y familiares que son honestos y abiertos ante los problemas. Si te encuentras en una situación en la que estás con un amigo, y ambos recibieron algunas noticias inquietantes, dar el primer paso en la tristeza permite a otros sentirse cómodos expresando sus propias emociones.

Llanto y enfermedad mental

Si notas que lloras o tienes el impulso de llorar muy a menudo a lo largo de tu jornada, debes buscar hablar con un consejero o un terapeuta. Episodios crónicos de llanto pueden ser signos de depresión y ansiedad que pueden devenir de un sinfín de circunstancias. Estas condiciones afectan a millones de personas en todo el mundo y pueden conducir a auto-daño o incluso suicidio si no se abordan adecuadamente.

Y tú ¿Te consideras una persona sensible?

Fuente: infomag.es

Pinea esta imagen en Pinterest!




Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*