Moledor de café KRUPS: El utensilio ideal para baristas

Imagen de Unsplash

Me llamo María, tengo 35 años y desde los 25 años de edad soy barista. Ahora tengo mi propio negocio en las afueras de la ciudad.  Lo difícil de emprender un negocio dentro del mundo de la cafetería es seleccionar el lugar indicado, los insumos y el equipo adecuado para comenzar.

Afortunadamente tenía el lugar, los materiales y parte del equipo adecuado listo en mis manos, lo que me faltaba era un buen Moledor de granos de café. Después de investigar mucho en Internet, compré la Máquina de moler granos KRUPS.

Imagen de krupsmx.com

¿Por qué el moledor de café KRUPS?

En mi recorrido como barista he probado con moledores de diferentes marcas, sin embargo, siempre se presenta el mismo problema: las cuchillas, tarde o temprano, se oxidan o pierden el filo de tanto uso.

Quienes trabajamos en una cafetería sabemos que esto es frecuente debido al gran número de clientes que visitan un local de este tipo. Solo imagina cuál es el promedio de tazas de café que preparamos por día, de ahí la importancia de tener una buena moledora.

Si me preguntas por un moledor de café que no deje grumos y que vuelva el grano de café en polvo, recomendaría el Moledor de café KRUPS. La marca Krups es una de las más conocidas dentro del mundo de la gastronomía por su calidad y por su precio accesible.

Comparándolo con su competencia directa en el mercado, el moledor Coffee Grinder, el KRUPS es mucho más económico. Si bien ambos tienen la misma función básica -moler granos de café-, el KRUPS puede costarte aproximadamente 20% menos.  Eso, en primer lugar.

En segundo lugar, la gran diversidad que tiene el KRUPS para moler es mucho más amplia que la que tiene Coffee Grinder. Con el KRUPS puedes moler cualquier grano, fruto seco o especias, mientras que con el Coffee Grinder solo puedes moler granos de café. KRUPS muele frijoles, nueces, hojas de menta, hierbabuena, etc. Yo lo uso para moler canela (siempre utilizo la canela como saborizante para mi café en la mañana) y me sorprendió el resultado: un polvo fino, sin terrones, que podía echar sobre mi taza de café.

En tercer lugar, las hojillas que utiliza el KRUPS están diseñadas para que pueda ser utilizado varias veces durante todo el día de manera continua sin dañarse. Cada cuchilla tiene una forma ovalada y su diseño es de gran precisión, lo que garantiza que el grano triturado pase una y otra vez hasta que quede uniformemente triturado. Además, están fabricadas en acero inoxidable.  El material utilizado en KRUPS es tan bueno que han sido pocas las veces, dos para ser exactos, que he tenido que cambiarle las hojillas, mientras que con el Coffee Grinder he tenido que cambiar las hojillas 5 veces seguidas.

 

También es cafetera

Esta moledora tiene la capacidad de triturar hasta 3 onzas de granos de café en poquísimos segundos. Además, me di cuenta que es ideal para tener una cafetera en casa super avanzada, porque tiene la opción de que una vez molido el café, pase automáticamente a hervir el agua y puedas ponerlo en tu taza. Produce aproximadamente 12 tazas de café y el goteo hacia la cafetera tras moler el grano tarda apenas 10 segundos.  Me pareció genial, así que también tengo otra en casa.  Pero cuando estoy en mi negocio, valoro mucho que este moledor me permita configurar el nivel de molienda del grano, desde un polvo fino a grumos más gruesos, porque así puedo controlar el sabor que ofrezco a mis clientes: un expresso, un latex, etc.  Solo debo dejar más tiempo el periodo de trituración.

En comparación con otros moledores clásicos, este moledor es 100% eléctrico, lo que significa que puedo aprovechar mi tiempo en hacer otras actividades mientras lo utilizo. Basta con leer las instrucciones bien para saber que botón hay que tocar y ver qué tiempo y listo. Además es programable, puedo configurarlo y despertar en la mañana con mi café listo.

Otra cosa que me encantó es que este moledor tiene un mecanismo de seguridad diseñado para evitar accidentes o cortaduras mientras se manipula. Si la tapa no está bien cerrada, las cuchillas no giran. Por más apurado o distraído que esté, ya sé que mis dedos están a salvo.

Una de las cosas que me preocupa con este moledor era el tema de la limpieza. Al principio estaba dudoso de moler especias con esta máquina porque pensaba que el sabor y el olor quedarían impregnados en el café, pero probé un truco que encontré en Internet y resolví mi duda. Ahora, luego de moler alguna especia, muelo una o dos rebanadas de pan y eso es suficiente para absorber el olor y el sabor de la especia, y mi café sigue sabiendo a café. Hay gente que opta por moler arroz porque sirve para secar la cámara de molienda, pero a mí me resulta muy abrasivo.

Ahora bien, cuando el aparato requiere una limpieza más profunda, cada quien tiene sus trucos. He escuchado de todo, desde gente que usa pinceles de repostería para las cuchillas, toallas de papel humedecidas, cepillitos y hasta aspiradoras. Lo que recomiendo es que se evite usar agua y jabón porque estos electrodomésticos no tienen sellos herméticos, así que el agua se puede filtrar a las zonas donde hay dispositivos eléctricos y dañar el molino.

Si eres chef o te gusta mucho cocinar, te comento que la Moledora de granos KRUPS es una de las más utilizadas por los más diversos chefs de renombre en Estados Unidos y en Europa.

Sin duda alguna, hicieron el KRUPS para que se quedara en nuestras cocinas, además es bonito y súper elegante.  Seguro desde hace tiempo has pensado en dejar de comprar el café molido porque sientes que su aroma y su sabor no son los mismos que el café que te ofrece un barista. Prueba moler tus granos en casa, pero asegúrate de contar con un buen moledor.

Pinea esta imagen en Pinterest!




Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*