Monitor Infant Optics DXR-8: ya no descuidarás a tu bebé ni por un segundo

Imagen de Unsplash

Si bien muchos padres quieren tener a sus bebés en sus cuartos los primeros meses de vida, qué pasa cuando tienen que pasarlos a sus propias habitaciones y no pueden ver o escuchar lo que están haciendo mientras no están con ellos, tanto de día como de noche. Pues ese es el problema que han venido a solucionar los monitores de bebé que, aunque al principio solo permitían escuchar lo que hacía el bebé, hoy vienen equipados con potentes cámaras de video, ajustables y orientables, así como sistemas de video control a distancia, para que no te pierdas ni por un segundo lo que está haciendo tu bebé.

Y, en esta ocasión, te hablaré de mi experiencia con el monitor de bebé Infant Optics DXR-8 que adquirimos en casa hace unos 6 meses, para poder supervisar a distancia lo que hace nuestro bebé, cuando tenemos que dejarlo durmiendo o cuando está jugando solo en su cuna. Sin duda, debo confesar que es un producto que cumple muy bien su función, además de ofrecer una imagen nítida, a full color y con una señal potente que te permite seguir los movimientos del bebé con claridad y sin interrupciones, desde cualquier lugar de la casa.

Monitor Infant Optics DXR-8 (Amazon)

En mi caso, no tuve problemas con la señal mientras la monitoreaba desde la cochera, aun cuando la habitación del bebé está en el segundo piso y en el lado opuesto de la casa. Incluso, a esa distancia y con todas esas barreras físicas (piso, paredes, etc..), puedo controlar sin ningún problema los movimientos de la cámara y el zoom del lente, para tener una imagen más cerca del bebé.

Esta era una característica que buscaba en este tipo de monitores, ya que había visto los inconvenientes que tenía un amigo con otro equipo del mismo rango, en este caso un Samsung SEW 3036wn Baby Monitor, que no le ofrecía la potencia y fidelidad de señal suficiente para poder observar con claridad a su bebé, aun cuando se encontrara a poco más de 20 ó 30 metros de la habitación.

Samsung SEW 3036wn

 

Con lentes intercambiables para una imagen de máxima calidad

En el Infant Optics DXR-8, vas a encontrar una característica que es muy particular de este dispositivo y es la posibilidad que te ofrece de intercambiar las lentes ópticas de su cámara, para personalizar tanto el ángulo de visión como el zoom. Aquí debo resaltar, que el kit del producto solo viene equipado con dos lentes, uno para visión normal y otro para tener zoom (hasta 2X). Pero, adicionalmente, podrás comprar otro lente, tipo gran angular, en caso de que la habitación sea muy pequeña y quieras tener una vista panorámica (hasta 170 grados) del lugar donde está tu bebé.

Imagen por Amazon

Otros equipos como el Samsung SEW 3036wn o el Motorola MBP33XL, si bien te ofrecen la posibilidad de hacer zoom con el lente integrado a su videocámara, no te permiten una visual gran angular para un mejor monitoreo de habitaciones pequeñas o angostas. Además, debo confesar que luego de ver la calidad de imagen y zoom que ofrecen el Samsung y el Motorola, no dudaría ni en segundo en preferir la calidad que me dan los lentes ópticos de mi Infant Optics DXR-8. Aunque si debo reconocer que el Motorola tiene una ventaja, que es su pantalla de 5 pulgadas, en lugar de la de 3,5 pulgadas que tienen los otros dos monitores.

Motorola MBP33XL

 

Por otro lado, tienes que tanto el DXR-8 como sus dos competidores, incorporan la función de visión nocturna o visión con poca luz por infrarrojos, con alcance de hasta unos 5 metros y LED´s IR invisibles, para que no molesten a tu bebé en la oscuridad.  Y otra particularidad que tienen estos tres monitores, es la facilidad de comunicación en dos vías, para que tu bebé escuche lo que le dices y, a su vez, tú escuches con claridad cómo responde a tus mensajes. Todo esto gracias a un sistema de audio, con micrófonos y altavoces integrados tanto en la cámara como en el monitor.  De esta forma, puedes calmarlo con tu voz mientras llegas hasta su habitación y lo atiendes.

También hay que resaltar la calidad de imagen que ofrecen las pantallas LCD de estos tres monitores, con resolución VGA de 640 x 480 pixeles, lo que garantiza que puedas tener siempre una imagen clara y definida de la habitación de tu bebé o del espacio que desees monitorear a distancia.

Hasta 12 horas de funcionamiento sin tener que recargar tu monitor

Una de las cosas que siempre me preocupa de un equipo móvil, como en este caso el monitor LCD del DXR-8, es la duración que me puede ofrecer su batería. Sin embargo, no tengo quejas al respecto, sino más bien debo resaltar la gran autonomía que tiene el monitor de este equipo, gracias a su batería recargable de ion litio, 3.7 V y 1200 mAh, que te garantizan hasta 12 horas de funcionamiento en modo ahorro de energía (solo con sistema de audio activado) y 8 horas con la pantalla encendida.

Imagen por Amazon

Por el contrario, los otros dos equipos ofrecen una autonomía máxima de 9,5 horas en modo ahorro de energía (solo en el monitor), aunque hay que señalar que en el caso del Motorola MBP33XL, también la cámara trae baterías recargables, aparte de la alimentación de energía que obtiene del cargador de pared, para que puedas trasladarla a sitios remotos, como el jardín de tu casa, donde te puede funcionar hasta por 3 horas, sin necesidad de tenerla conectada a un enchufe.

Una señal 100% segura y libre de interferencias

Un punto en el que coinciden el Infant Optics DXR-8 y sus dos competidores, es en el tipo de frecuencia y tecnología de comunicación que utilizan para garantizar que la señal de tu monitor no pueda ser interceptada por terceros o sufra algún tipo de interferencia que disminuya la fidelidad de la comunicación entre la cámara y el monitor portátil.

Imagen por Amazon

En este caso, se trata de la frecuencia segura de transmisión de 2.4 Ghz, con señales FHSS o de espectro ensanchado por salto de frecuencia, que lo que permiten es que los receptores no autorizados, no puedan escuchar ni ver tu señal, ni tampoco interceptarla. Además, las señales FHSS son resistentes a los ruidos e interferencias, por lo tanto, garantizan que la señal de tu monitor sea siempre limpia y de alta fidelidad.

En este punto, hay que destacar que tanto el DXR-8 como los otros dos modelos de monitores, ofrecen también la posibilidad de añadir hasta 3 cámaras adicionales que puedes controlar desde un mismo monitor y bajo la misma frecuencia. Eso significa que puedes controlar hasta 4 cámaras desde tu monitor Infant Optics, sin perder ni una sola de las funciones que te he mencionado aquí. Esto es muy útil si necesitas monitorear un espacio muy amplio o si tienes que supervisar simultáneamente lo que sucede en dos o más habitaciones.

Solo tienes que conectarlo y empezar a usarlo

Una de las cosas que seguro apreciarás de un monitor de bebé como el DXR-8, es que es plug and play, eso quiere decir que solo tienes que conectarlo, encenderlo y listo, ya puedes empezar a utilizarlo. Y la verdad, es que en mi caso fue así, aunque luego reconozco que fui ajustándolo y personalizando sus funciones y la calidad de la imagen, según mis necesidades. Pero no fue para nada difícil, ya que tiene una interfaz muy intuitiva que lo hace aún más fácil.

Imagen por Amazon

También el Infant Optics DXR-8 te permite orientar la cámara a distancia, en un rango mucho más amplio que los otros dos monitores. Eso significa que puede orientarla arriba o abajo, hasta unos 120 grados, y hacia los lados en un rango hasta de 270 grados. Sin embargo, una función que si es muy útil y que comparten los tres modelos de monitor, es el control de temperatura a distancia. De esa forma, también puedes chequear a distancia cómo está la temperatura en el cuarto de tu bebé.

Adicionalmente, el DXR-8 tiene un sistema de alarmas que no solo te avisan cuando el monitor se está quedando sin batería, para que la recargues, sino que también se activan cuando tienes el volumen del monitor muy bajo y la cámara detecta un sonido como, por ejemplo, el llanto de tu bebé. Esta alarma te indicará lo que está pasando, a través del parpadeo de una línea de bombillos LED de diferentes colores que están ubicados a un lado de la pantalla LCD del monitor.

Como ves hasta aquí, el Infant Optics DXR-8 reúne las características más importantes que un padre puede buscar en un equipo de este tipo.  Al menos esa es la opinión que yo tengo de este excelente dispositivo, tras usarlo estos primeros 6 meses. Aunque no dudo que otros monitores como el Samsung y el Motorola puedan tener también sus adeptos.

Sin embargo, si hoy tuviese que volver a escoger un monitor de bebé, no dudaría en pagar nuevamente los cerca de 166 dólares que cuesta el DXR-8. Pero, si por el contrario, prefieres las características y funcionalidades de los otros dos modelos, solo te indicaré que el Samsung SEW 3036wn, puede ser tuyo por un precio bastante más alto, de cerca de 230 dólares; mientras el Motorola MBP33XL lo puedes obtener por un precio algo más bajo, cercano a los 124 dólares.

En este video (en inglés) del usuario “Total Access Review”, en YouTube, puedes ver todos los componentes que vienen con el Infant Optics DXR-8 y cómo puedes hacer para instalarlo

Si no quieres descuidar ni un segundo más a tu bebe entonces haz Clic Aquí para ver más detalles de este magnífico producto y adquirirlo al mejor precio a travéz de Amazon.

Imágenes: Amazon.com

Pinea esta imagen en Pinterest!




Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*